La fundadora

        Dña. Inés Luna Terrero (2-Julio 1885 / 8-Febrero 1953), hija única, heredó de sus antecesores, con apellidos ilustres algunos de ellos, un grandioso patrimonio. Era conocida en la zona por el apodo de B.B. y contó con una apasionante y azarosa vida que llegó a convertirla en una leyenda viva, adorada por muchos y desprestigiada por otros tantos.

En algunos medios se la define como una interesante y original mujer del modernismo español, una elegante de la alta sociadad, de sangre noble y burguesa, inmersa en la primera etapa del siglo pasado.

Nació en Bagneres de Luchon (Francia) el 2 de Julio de 1885. Hija de D. Carlos Luna Beovidefue la persona que trajo la energía eléctrica a Salamanca y Dña Inés Terrero, tenía propiedades por toda la provincia de Salamanca, estableciendo su residencia en la Finca El Cuartón (Traguntía) donde pasó gran parte de su vida.

Alternaba la vida en la finca con frecuentes viajes a Madrid, Francia, Inglaterra o Italia. Su vida en el cuartón supuso un choque frontal con las costumbres de la época en la comarca de Vitigudino. La propia casa del cuartón era un vivo reflejo de su existencia burguesa y extravagante, rodeada de jardines con varios cuartos de baño, esculturas de mármol, piscina, alfombras de pieles exóticas, lámparas de venecia, capilla e incluso en la época luz eléctrica.

En la memoria publicada por D. Salvador Llopis se dice que llegó a ser amante de Miguel Primo de Rivera, muy aficionada a las fiestas, a vestir con pantalón, fumar tabaco y otras hierbas, portar armas de fuego, hablaba siete idiomas, contaba con la compañía de una miss Inglesa y con una gran pasión por el ganado bravo, que le hizo formar varias ganaderías y acoger a algunos toreros famosos como los hermanos Bienvenida.

A su muerte, en Barcelona a consecuencia de un cáncer de mama entre otras graves dolencias, y como consecuencia de morir sin testamento y sin herederos directos, el Estado se hizo cargo de sus bienes y se creó con parte de ellos una Fundación Benéfica que se denominó Fundación Inés Luna Terrero.

Se han mantenido los Estatudos de la Fundación, con un ligero retoque de los mismos en 1996 para adaptarlos en sus aspectos económicos a la Ley 30/94 de Fundaciones, pero que exigen una urgente revisión para ser adaptados a la legislación vigente: Ley 50/2002 de Fundaciones de ámbito Estatal y Ley 13/2002 de Fundaciones de Castilla y León.


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.